El deducible de un seguro de auto es la cantidad de dinero que pagarás de tu bolsillo por un accidente antes de que tu compañía de seguros pague el resto. Por ejemplo, si presentas un reclamo por $1,500 y tienes un deducible de $500, tendrás que pagar el deducible de $500 antes de que tu aseguradora cubra el saldo restante de $1,000.

Cosas claves que debes conocer sobre los deducibles del seguro de automóvil

  • El deducible promedio de un seguro de automóvil es de $500.
  • No todos los tipos de seguros de auto utilizan un deducible.
  • Cuanto mayor sea el deducible de tu seguro, menor será la prima del mismo.
  • Si tienes la culpa en un choque, no puedes evitar pagar tu deducible.
  • La mayoría de los conductores pagan un deducible cuando no tienen la culpa, pero hay algunas excepciones.

Cómo funcionan los deducibles del seguro
Los deducibles de seguros de auto funcionan como un requisito previo para presentar ciertos tipos de reclamos, lo que garantiza que los titulares de pólizas no presenten reclamos inconscientes al hacer que paguen una parte del costo por adelantado. Los montos deducibles son elegidos y acordados por el titular de la póliza al comprar una póliza de seguro.

La mayoría de las compañías de seguros de auto simplemente restan el costo del deducible del pago de su reclamo. Por ejemplo, si tu mecánico factura $3,000 en reparaciones y tienes un deducible de $500, tu proveedor de seguros emitirá un cheque por $2,500 para cubrirlo.

¿Qué tipos de seguros de auto tienen deducible?
Seguro de Responsabilidad Civil: Nunca utiliza un deducible. Este tipo de seguro ayuda a cubrir los daños que tu causes a otra persona o a tu propiedad en un accidente.

Seguro de colisión: Casi siempre tiene un deducible, que oscila entre $100 y $1,000. Este tipo de seguro cubre tu carro contra accidentes, sin importar quién tenga la culpa.

Seguro Integral: Generalmente tiene un deducible de $100 a $1,000, excepto en ciertos reclamos de reparación de vidrios. Este tipo de seguro cubre daños por eventos fuera de tu control, como incendios, inundaciones, caída de objetos y vandalismo.

Protección contra lesiones personales (PIP): Regularmente tiene un deducible que puede ser tan bajo como $100 y hasta $2,500. Este tipo de cobertura ayuda a cubrir los gastos médicos para ti y tus pasajeros.

Cobertura de lesiones corporales para motoristas sin seguro (UMBI): Usualmente no requiere un deducible. Este tipo de seguro ayuda a pagar tus gastos médicos después de un accidente con un conductor sin seguro o un conductor que no tiene límites de cobertura lo suficientemente altos.

Cobertura de daños a la propiedad para motoristas sin seguro (UMPD): A menudo tiene un deducible que varía entre $100 y $2,000. Este tipo de seguro cubre los costos de daños a la propiedad después de un accidente con un conductor sin seguro o un conductor que no tiene límites de cobertura lo suficientemente altos.

Cobertura de pagos médicos (MedPay): Nunca cobra un deducible. Este tipo de cobertura ayuda a cubrir sus gastos médicos después de un accidente.

Seguro de avería mecánica (MBI): Normalmente tiene un deducible de $250, aunque eso puede variar según tu compañía de seguros. Este cubre los principales sistemas de tu vehículo, como el motor y la transmisión.

Si eres un conductor confiable con muy pocos reclamos anteriores que administra y ahorra bien el dinero, una póliza con un deducible alto puede tener sentido.

Cómo elegir un deducible de seguro de auto
Para elegir un deducible de seguro, deberás determinar cuánto estás dispuesto a pagar de tu bolsillo en caso de accidente y la probabilidad de que tengas que presentar un reclamo. También vas a querer averiguar cuánto puedes ahorrar en primas un deducible más alto y compararlo con cuánto ahorrarías en un accidente con un deducible más bajo.

Factores a considerar al elegir un deducible

  • Probabilidad de presentar un reclamo.
  • Tus ahorros.
  • Cuánto estás dispuesto a gastar de tu bolsillo.
  • El valor de tu auto.
  • Un deducible más alto reducirá tus primas.
  • Cuánto costará un deducible más bajo por mes.
  • Montos deducibles para los diferentes tipos de cobertura que puedes necesitar usar en un accidente, como PIP, colisión e integral, y si el monto total es asequible.
  • Si tú préstamo o arrendamiento requiere o no un deducible específico.

¿Cuándo tienes que pagar los deducibles del seguro de auto?
Debes pagar el deducible de tu seguro de automóvil si causas un accidente que daña tu vehículo y presentas un reclamo utilizando tu seguro de choque. Si tienes la culpa de un accidente y estás lesionado, también tendrás que pagar un deducible de PIP. En la mayoría de las situaciones en las que usas tu propio seguro, deberás pagar un deducible, a veces incluso cuando no tienes la culpa.

Ejemplos de cuándo tiene que pagar los deducibles del seguro de carro

  • Cuando usas el seguro PIP para pagar tus propios gastos médicos sin importar quién tuvo la culpa.
  • Cuando presentas un reclamo con tu seguro de choque después de los accidentes que causaste.
  • Cuando utilizas tu propio seguro integral para cubrir los daños del vehículo.
  • Cuando usas un seguro de daños a la propiedad para automovilistas sin seguro para cubrir daños al vehículo después de un accidente con un conductor sin seguro o con seguro insuficiente.
  • Cuando la culpa es compartida en un accidente y utilizas tu propio seguro para pagar los daños y gastos médicos de tu vehículo.

Cuándo no estás obligado a pagar el deducible
En la mayoría de los casos, no tienes que pagar tu deducible si otro conductor asegurado te golpea. El seguro de responsabilidad civil del otro conductor debe pagar sus reparaciones.

Es posible que puedas optar por contratar tu propio seguro de colisión para reparar tu automóvil mientras se determina la falla. Además, si tienes la culpa de un accidente, no tendrás que pagar un deducible para que tu seguro de responsabilidad civil cubra el costo de las reparaciones y los gastos médicos de la víctima.

Para obtener más información sobre cómo los deducibles afectan el seguro de tu auto o tienes dudas sobre el valor de tu deducible, no dudes en comunicarte con nosotros.

Sigo Seguros tiene la cobertura que necesitas y que se adapta a tu presupuesto. Haz una cotización con nosotros ahora y empieza a ahorrar dinero.

¡Sigo Seguros está siempre contigo!