El deducible es el monto que debe asumir y pagar un asegurado cuando reporta un accidente a su compañía de seguros de autos.

Por lo tanto, para aprovechar al máximo el dinero que inviertes en un seguro de auto, es primordial saber cómo funcionan los deducibles asociados con una póliza y cuando se presenta una reclamación.

Regularmente en el contrato de los seguros, los deducibles tienen la función de repartir el riesgo entre los asegurados (el cliente) y las proveedoras de seguros. Así que cuando ocurre una pérdida, el cliente asegurado paga una parte de esta de su bolsillo, siendo esa porción lo que se conoce como deducible.

El deducible puede ser un monto específico, es decir, una cifra en dólares, o puede ser un porcentaje del monto total del seguro contratado en la póliza.

Normalmente, cuanto más alto es el deducible menor será el pago de las primas por una póliza de seguros. La cantidad del deducible se encuentra especificada en la página principal de las “declaraciones” de una póliza de seguros de un seguro de auto, lo que generalmente significa que se encuentra en la página principal o portada del documento.

Deducibles y límites en dólares según el Departamento de Seguros de Texas (DTI, por sus siglas en inglés)

  • Debes cumplir con un deducible para algunos tipos de reclamos.
  • Debes pagar un deducible por reclamos de automovilistas por colisión, integrales y sin seguro o con seguro insuficiente.
  • Un deducible es el monto de una reclamación que debes pagar tú. Por ejemplo, si tienes un reclamo por colisión de $1,500 y tu póliza tiene un deducible por colisión de $500, la compañía de seguros deducirá $500 del monto de su reclamo y te pagará $1,000.
  • No tienes que pagar un deducible por reclamos contra la compañía de seguros de otro conductor.

Lo que necesitas saber sobre los deducibles
A continuación te ofrecemos información sobre algunos factores que debes saber sobre los deducibles al momento de decidir qué póliza debe comprar.

1. Averigua cómo se calcula el deducible
Un deducible puede ser una cantidad específica en dólares o un porcentaje. Si una póliza tiene un deducible en porcentaje, asegúrate de saber cómo se traduce a una cantidad en dólares.

2. Investiga cuándo se aplica
Los deducibles para las pólizas de automóvil, se aplicarán a cada reclamación. Si sufres un accidente en febrero y tu automóvil se descompone en junio, tu compañía de seguros deducirá la misma cantidad de deducible de los daños de cada reclamación antes de que paguen.

3. Toma en cuenta qué es lo que más le conviene para ti
Usualmente, entre más alto sea el deducible, menor será el costo de la póliza. Cuando tengas que decidir qué deducible es el adecuado para ti, piensa en la cantidad que puedes pagar si tu propiedad resultara dañada. Recuerda que presentar reclamaciones pequeñas puede afectar la cantidad que tendrás que pagar por el seguro más adelante.

Los deducibles varían según la compañía de seguros y el estado de residencia
Los seguros están regulados por las leyes de cada estado y las compañías están vigiladas y obligadas a que cumplan con estas leyes de forma muy estricta. Lo mismo se aplica a los deducibles y en las pólizas de seguros se incluyen reglas específicas y descripciones concretas de cómo funcionan y cómo se implementan los deducibles en ese estado.

En resumen, un deducible de seguro de automóvil es la cantidad de dinero que aceptas pagar de tu propio bolsillo para reparar o reemplazar tu automóvil después de un accidente automovilístico o de cualquier incidente que debas reportar a tu proveedora de seguros. El monto del deducible de tu seguro de auto lo determinarás con tu agente de seguros antes de contratar tu póliza.

Sigo Seguros tiene para ti la mejor cobertura que se adapte a tus necesidades y presupuesto. Haz una cotización con nosotros ahora y empieza a ahorrar cientos de dólares.  

¡Sigo Seguros te da el mejor precio!