Tal vez en alguna ocasión te encuentres en la necesidad de alquilar un carro, ya sea para un viaje de placer o trabajo. Cualesquier que sea el caso, debes considerar algunos puntos antes de rentarlo ya sea en línea o en persona, como son los costos de renta, seguro de auto, tipo de coche, cargos extras, millaje, etc. y así poder ahorrar tiempo y dinero.

La primera recomendación que da la Comisión Federal de Comercio (FTC por sus siglas en inglés) es cerciorarte de comparar el costo total, porque podría haber cargos y opciones adicionales que pueden aumentar drásticamente el precio base.

Si ya decidiste alquilar un automóvil, toma en cuenta los siguientes factores:

  1. El tamaño del carro es importante. El tamaño del carro que quieres alquilar puede influir sobre el precio que pagues. La interpretación de los términos "compacto", "mediano" y "de lujo" puede ser diferente para cada compañía de alquiler de carros.
  2. Busca y compara. Busca el carro que estás interesado en rentar en varios sitios de Internet, para tener una idea de cuál es el mejor precio que puedes conseguir.
  3. Descuentos y ofertas. Si las fechas de tu viaje son flexibles, tal vez te convenga rentar un carro los días con descuentos o precios especiales. Lee la sección de la letra chica para averiguar las restricciones aplicables a las ofertas especiales y fíjate en qué fechas no están disponibles los precios con descuento.
  4. Revisa los cargos. Para tener un panorama completo y preciso de lo que pagarás tal vez no sea suficiente hacer una comparación de las tarifas del alquiler, incluyendo todos los cargos y gastos obligatorios y también los cargos por las opciones. Lee atentamente tu contrato y fíjate en los cargos que se activan cuando se produce algún evento específico (como un accidente).
  5. Tu registro de antecedentes de conductor es importante. Muchas compañías verifican los registros de antecedentes de conductor de los clientes cuando llegan a la oficina y rechazan a aquellos clientes cuyos registros no cumplen con las normas de la compañía. Aunque hayas confirmado una reserva, podrías no ser elegible por algunas infracciones recientes, entre las que se incluyen:
  • Conducción imprudente
  • Infracción a la ley de uso obligatorio del cinturón de seguridad
  • Accidentes, independientemente de la culpabilidad
  • Abandono de la escena del accidente
  • Sentencias por conducir intoxicado o bajo los efectos de alcohol o drogas (DWI o DUI, en inglés).
  • Conducir con una licencia inválida, suspendida o revocada.

Opciones de cobertura

Usualmente, las compañías de alquiler de carros ofrecen opciones de cobertura de seguro adicional a los conductores con cargo extra al cliente. Sin embargo, tal vez ya estés cubierto por tus propias pólizas de seguro de su auto o de propietario. Si tienes dudas sobre la cobertura, lea los detalles especificados en sus pólizas de seguro. Hay algunas compañías de tarjetas de crédito y clubes automovilísticos que ofrecen protección gratuita a los miembros que usan sus tarjetas para pagar el alquiler de un carro.

Si no compras la cobertura por daños de colisión o si no estás cubierto por la póliza de seguro de tu automóvil, aceptas la responsabilidad por daños y podrían hacerte responsable por el valor total del carro.

Indaga todos los cargos

Para evitar sorpresas al momento de pagar la factura, indaga todos los cargos antes de alquilar un automóvil. Estos son algunos de los cargos y gastos más comunes.

  • Impuestos. La compañía de alquiler de carros te sumará a la tarifa del alquiler del carro los impuestos del estado, ciudad o condado aplicables, y sus propios impuestos a la venta.
  • Cargos por devolución anticipada o demorada. Llegar temprano no siempre es bueno. Si devuelves el vehículo con más de 24 horas de antelación a la fecha prevista para la finalización de su período de alquiler, algunas compañías de alquiler pueden cobrarte un cargo. ¿Se te está haciendo tarde? Varias compañías de  alquiler de carros conceden breves períodos de gracia que le permiten devolver el vehículo sin tener que pagar un cargo extra si se demora menos de 30 minutos. Llama a la compañía para averiguar si es más conveniente para tu bolsillo pagar los cargos por demora o extender el período del alquiler.
  • Cargos extras por el alquiler en un aeropuerto. Las tarifas de alquiler pueden aumentar considerablemente si se alquila un carro en el aeropuerto. También te pueden aplicar estos cargos extras aunque la compañía de alquiler de carros te ofrezca un transporte colectivo hasta su locación fuera del aeropuerto.
  • Cargos por combustible. La mayor parte de las compañías exigen que el carro se devuelva con el tanque de combustible lleno. Caso contrario, te cobrarán el precio de gasolina de la compañía, que casi siempre resulta más costoso que llenar el tanque por su cuenta.
  • Cargos por millaje. Actualmente, la mayoría de las compañías ofrece millaje o kilometraje ilimitado. Pero te pueden aplicar topes para la cantidad de millas diarias de acuerdo al tipo de vehículo que alquile (por ejemplo, para algunas furgonetas de pasajeros o vehículos de alto rendimiento).
  • Cargos por servicio de auxilio en la carretera. Pregunta si el precio del servicio de auxilio en la carretera está incluido en el costo del alquiler del carro, o si la compañía se lo cobrará por separado.
  • Cargos por devolución en otra locación. Puede que tengas que pagar un cargo bastante alto.
  • Cargos por conductor adicional. Hay algunas compañías que cobran un cargo para agregar otro conductor — incluso su cónyuge — a su contrato.
  • Cargos para conductores de entre 21 y 24 años. Los conductores de entre 21 y 24 años de edad pueden alquilar carros, pero tienen que pagar un cargo adicional.
  • Bloqueo de tarjeta de débito y crédito. La mayor parte de las compañías de alquiler de carros bloquean un monto de tu tarjeta de débito o crédito para protegerte contra los cargos que pudieran exceder el valor autorizado.

Considera siempre conducir con precaución, respetando las leyes de tráfico para evitar un accidente. No importa si el carro que conduces es tuyo, rentado o prestado. No olvides adquirir un seguro de auto que se adapte a tus necesidades y en Sigo Seguro tenemos uno para ti. ¡Estamos para servirte en tu idioma!