En algún momento de nuestras vidas hemos sido víctimas de nuestro propio exceso de confianza y hemos caído en malos hábitos al manejar. Estas acciones pueden causar accidentes y en ocasiones podrían ser fatales.

Sigo Seguros te da una lista de los malos hábitos más comunes al volante y cómo puedes evitarlos.

  1. Utilizar el teléfono celular, GPS o la radio mientras conducimos
    Echarle un vistazo de segundos al móvil o simplemente cambiar de estación de radio puede convertirse en una acción muy peligrosa para ti y las personas que te rodean. Ya que en este lapso de tiempo quitamos la vista del camino y de lo que pasa a nuestro alrededor. Al igual que manipular el aire acondicionado, fumar o comer puede causar una distracción. Cabe mencionar que enviar textos al conducir es la mayor causa de incidentes entre los adolescentes, quienes no miden las consecuencias que esto puede traer.
  2. No poner atención a los señalamientos durante tu ruta habitual
    El hecho de repetir siempre la misma ruta, te puede hacer caer en la confianza de manejar en “piloto automático” y se puede convertir en un riesgo latente, ya que dejamos de prestar atención a las señales o posibles cambios en el camino.
    Por ejemplo, no respetar el señalamiento de alto, cuando crees que esa intersección es poco concurrida por autos y/o peatones. No cumplir con esta regla de tráfico podría causar un percance y hasta recibir una multa.
  3. No mantener la distancia de seguridad
    Este mal hábito es de conocimiento general, es algo que vemos cada día mientras conducimos. La distancia de seguridad es difícil calcularla en metros, pero siempre nos queda la regla de los cuatro segundos. Toma un punto de referencia, cuando pase el coche al que precedes cuenta cuatro segundos, si cruzas ese punto antes de llegar a cuatro, mantienes una distancia demasiado corta.
  4. No hacer uso del direccional
    Es molesto e inquietante no indicar las acciones que vamos hacer mientras estamos conduciendo. Por ejemplo, el uso de las intermitentes no es un capricho o adorno en tu auto, es una responsabilidad como conductor hacer uso del direccional para indicar el giro, el cambio de carril o de alto. Esta acción puede ahorrarnos un disgusto o hasta un accidente grave. Es un gesto que no cuesta nada hacerlo y que ayuda mucho al resto del tráfico.
  5. No prestar atención a los espejos retrovisores
    Al igual que ocurre con los intermitentes, los retrovisores están ahí por algo. Son un elemento obligatorio del automóvil pero cada vez están más olvidados por parte de los conductores. A la hora de girar o cambiar de carril, además de indicarlo correctamente, es necesario mirar por el espejo correspondiente para evitar algún accidente. Sin embargo no hay que olvidarse que al igual que es un elemento indispensable, los espejos también nos pueden engañar, ya que los objetos están más cerca de lo que realmente aparecen y porque en muchos casos tienen ángulos muertos.
  6. Estacionarse en lugares prohibidos
    Nos ha pasado que tenemos prisa por llegar a un lugar y no encontramos un estacionamiento libre y nos aparcamos en un sitio no autorizado. Esto podría traerte una multa y hasta el remolcamiento de tu carro. Pero en el peor de los casos ocupar ese espacio de una persona discapacitada o de una toma de agua para apagar un incendio. Evita estacionarte en zonas prohibidas.
  7. Conducir a alta velocidad o "carreras"
    A muchos nos gustan las carreras de autos, pero debemos estar concientes que solo eso pasa en las películas o en los autódromos. Hay que tener presente que se hace bajo estrictas medidas de seguridad y sin tráfico. Conducir imprudentemente pone en peligro, no solo nuestras vidas, sino la de los demás. Recortar las curvas, acelerar a tope ante un semáforo en ámbar o pegar volantazos y frenazos, pueden llevar a una pérdida del control del coche y su posterior salida de la vía.
  8. No prestar atención a los posibles desperfectos del auto
    No es suficiente que el carro arranque y nos lleve del punto A al punto B, no quiere decir que todo marcha bien en tu auto. Siempre debemos revisar todos los componentes del carro como niveles de aceite, frenos y neumáticos que son los principales puntos de interés.
  9. Malas posturas al volante
    La mala postura siempre ha sido uno de los malos hábitos al conducir. Esta debe ser la correcta, las manos, los pies, la espalda e incluso el trasero deben ir siempre correctamente colocados. Es de lo más normal ver a gente conduciendo con una sola mano en el volante, mientras que la otra está en la palanca de cambios. Las dos manos siempre deben ir al volante, salvo en cambios de marcha, en posición de las tres menos diez.
  10. No utilizar cinturón de seguridad
    Desafortunadamente hay muchos conductores que no usan el cinturón de seguridad. Tener puesto el cinturón de seguridad es una medida preventiva obligatoria al conducir, pues los accidentes ocurren repentinamente. Tener una buena postura al manejar con un uso adecuado del cinturón de seguridad puede salvarte la vida. No utilizarlo puede acarrear multas de tránsito.

Evita los malos hábitos al conducir por tu seguridad y la de las personas que están en tu entorno. Si buscas mayor seguridad al conducir comunícate con Sigo Seguros y explora las diversas coberturas que tenemos para ti. ¡Sigo Seguros está siempre contigo!