Si tu auto fue declarado pérdida total después de un accidente, significa que no vale la pena repararlo, ya que el costo supera el valor del mismo o simplemente está excesivamente dañado y no se puede arreglar.

Tu aseguradora toma esta decisión, cuando evalúa el vehículo y toma en cuenta todos los aspectos de su estado. Algunas de las preguntas usuales que se hará el ajustador para definir si un carro debe considerarse pérdida total son:

  • ¿Se pueden hacer las reparaciones de forma segura?
  • ¿Qué tan cerca están los costos de reparación al valor del auto o superarán las reparaciones el valor del mismo?

Ya recibiste la mala noticia y te preguntas, ¿qué va a pasar ahora?

A continuación te damos respuestas a algunas preguntas frecuentes que te haces después de esta situación.

1. ¿Qué significa ‘pérdida total’?

Como te explicamos anteriormente, la aseguradora analizará el valor de tu automóvil en comparación con el costo para repararlo. Si el costo para repararlo es aproximadamente igual o mayor al valor de tu auto. Algunas compañías pueden considerar tu vehículo pérdida total incluso si el costo para repararlo es menor.

Puedes preguntarle a la compañía de seguros qué fuente fue la que utilizó para decidir el valor de tu automóvil.

2. ¿Qué sucede si pienso que mi automóvil vale más?

Si piensas que tu auto vale más de lo que la compañía de seguros decidió, puedes tratar de negociar. Está preparado para mostrar la cantidad por la que el auto se vendería en su área.

  • Obtén cotizaciones de concesionarios de autos usados.
  • Revisa precios en línea y busca anuncios locales de vehículos similares.
  • Documenta cualquier característica especial o piezas personalizadas en tu automóvil.

3. ¿Puedo repararlo?

Si deseas conservar tu carro, informar esto a la compañía de seguros lo antes posible. La compañía de seguros deducirá el valor de salvamento (salvage value, por su nombre en inglés) del automóvil de la cantidad que planeaban pagarte.

Es posible que también se le emita al automóvil un título de salvamento (salvage title, por su nombre en inglés). Una vez que se haya reparado el vehículo, usted deberá obtener un nuevo título del Departamento de Vehículos Motorizados de Texas (Texas Department of Motor Vehicles, por su nombre en inglés) antes de que pueda conducirlo. Considera que un vehículo que tiene un título de salvamento puede ser más difícil de vender o asegurar en el futuro.

4. ¿Qué pasa si decido tomar la liquidación que me ofrece la aseguradora?

Una vez que el auto es declarado pérdida total, la opción más común es tomar el cheque de liquidación que te ofrece la compañía de seguros para reemplazar el vehículo perdido. Tu cheque de liquidación incluirá el impuesto de matriculación y gastos de titulación para un vehículo de similar valor. Si el monto de dinero es suficiente para comprar el auto que necesitas, esta puede ser tu mejor opción.

5. ¿Y si las bolsas de aire se activaron?

Existe una idea equivocada de que un automóvil se considerará automáticamente pérdida total si se activan las bolsas de aire; esto viene del hecho de que las bolsas son costosas de reemplazar. Si tiene un auto viejo y se despliegan las bolsas de aire, es posible que el automóvil pueda ser declarado pérdida total.

Sin embargo, si tu automóvil es nuevo y no hay muchos otros daños, existe la posibilidad de que sea reparado. Realmente, todo depende de la edad del vehículo y los costos de reparación.

Recuerda siempre conducir con precaución para evitar ser víctima de un accidente. Contacta a Sigo Seguros para resolver cualquier duda que tengas sobre este tema. ¡Estamos para servirte en tu idioma!