Si tienes planeado comprar un vehículo o bien ya es tiempo de cambiar el que tienes, investiga cuidadosamente varias opciones, porque no es sencillo tomar una decisión de este tipo y el desembolso no es cualquier cosa.

Toma en cuenta las múltiples opciones que te ofrecen en el mercado automotriz, no sólo en lo que se refiere a marcas, sino también en cuanto a la posibilidad de comprar un auto nuevo o usado, así como las formas de pago correspondientes.

Antes de tomar una decisión, investiga las ventajas y desventajas de comprar un auto y opta de manera informada el que más te conviene de acuerdo a tus necesidades reales.

Así tendrás menos probabilidades de sentirse presionado a tomar una decisión precipitada o costosa en la agencia automotriz y más posibilidades de llegar a un trato más conveniente para ti.

Ten en cuenta estas recomendaciones de la Comisión Federal de Comercio (FTC por sus siglas en inglés) da a los posibles compradores de vehículos:

Consulta publicaciones y sitios web especializados con información sobre las características y precios de los carros nuevos. Estas fuentes podrían brindar información sobre los costos de los concesionarios para modelos y opciones específicas.

  • Busca y compara para obtener el mejor precio posible cotejando los modelos y precios publicados en los anuncios y en los salones de venta de los concesionarios de Fort Worth. Para comparar precios, también puede contactar servicios de compra de carros y de agentes de compra de carros.
  • Prepárate para negociar el precio del vehículo. Las agencias automotrices pueden estar dispuestos a regatear sobre su margen de ganancia, que frecuentemente es de entre el 10 y el 20 por ciento. Por lo general, ésta es la diferencia que hay entre el precio sugerido por el fabricante para la venta minorista, conocido también como MSRP, y el precio de factura.
  • Puedes ahorrar dinero negociando el precio porque este es un factor considerado en el cálculo del concesionario tanto si pagas tu carro al contado como si lo financias  y esto también afectará el monto de las cuotas mensuales.
  • Si el concesionario no tiene el carro que quieres comprar en stock, considera la posibilidad de encargarlo. Esto puede implicar una demora en la entrega, pero los carros que el concesionario tenga en stock podrían tener algunas opciones que usted no desea, lo cual puede aumentar el precio. Pero habitualmente los concesionarios quieren vender su inventario rápidamente, por lo tanto, si el concesionario tiene un carro que se ajusta a sus necesidades, quizás esté en condiciones de negociar un precio conveniente.

Aprende los términos

Las negociaciones de compraventa de carros suelen tener su propio vocabulario. A continuación una lista de algunos de los términos que posiblemente escucharás cuándo discutas el precio de un auto.

  • El precio de factura es el costo inicial que el fabricante le factura al concesionario. Usualmente, este precio es más alto que el costo final que paga el concesionario porque recibe rebajas, deducciones, descuentos y premios de incentivo. Por lo general, el precio de factura debería incluir el costo del flete (también conocido como cargo de destinación y entrega). Si estás comprando un carro sobre la base del precio de factura (por ejemplo “al precio de factura”, “$100 debajo del precio de factura”, “dos por ciento por sobre el precio de factura”) y el costo del flete ya está incluido, asegúrate de que no le vuelvan a sumar esto en el contrato de venta.
  • El precio de base o precio básico es el costo del carro sin las opciones, pero incluye el equipo estándar y la garantía de fábrica del vehículo. Este precio está impreso en la etiqueta de precio Monroney.
  • La etiqueta de precio Monroney, o MSRP, indica el precio básico del carro, las opciones instaladas por el fabricante con el precio sugerido para la venta minorista, el cargo de transporte del fabricante y el rendimiento de combustible por milla recorrida (millaje). La ley federal establece que esta etiqueta debe estar adherida obligatoriamente en la ventanilla del automóvil y sólo la puede quitar el comprador.
  • La etiqueta de precio del concesionario en general es una etiqueta autoadhesiva suplementaria que indica el precio de la etiqueta Monroney más el precio de venta minorista sugerido para las opciones instaladas por el concesionario.

Financiación de tu carro nuevo

  • Si decides financiar la compra de tu carro, sepa que la financiación que te ofrezca el concesionario, tal vez no sea la más conveniente, incluso cuando el concesionario contacte al prestador. Establece contacto directamente con las entidades de préstamo. Compara la financiación que ofrecen los prestadores con la que ofrece el concesionario.
  • Como los ofrecimientos de préstamo varían, realiza una búsqueda para conseguir los mejores términos, compare la tasa porcentual anual (APR) y la duración del préstamo. Cuando esté negociando la financiación de un carro no se centre solamente en el monto de la cuota mensual.
  • A veces, los concesionarios ofrecen una tasa muy baja de financiación para algunos carros o modelos específicos, pero es posible que no quieran negociar el precio de estos vehículos.
  • Antes de firmar un contrato para comprar o financiar un carro, considera los términos de la financiación y evalúa si está dentro de tu presupuesto.
  • Antes de salir del concesionario conduciendo tu carro nuevo asegúrate de llevar una copia del contrato firmado por ti y por el concesionario y controla que todos los cuadros en blanco están marcados.

Entrega de tu carro usado en parte de pago

Discute la posibilidad de entregar tu carro usado como parte del pago inicial únicamente después de haber negociado el mejor precio posible por tu carro nuevo y después de haber averiguado el valor de tu carro usado. Busque en los sitios web National Automobile Dealers Association (NADA) Guides, Edmunds, y Kelley Blue Book (estos sitios solamente están disponibles en inglés).

Consideración de un contrato de servicio

Los contratos de servicio que puedes comprar con un carro nuevo ofrecen servicio de reparación de ciertas partes o problemas del vehículo. Estos contratos son ofrecidos por los fabricantes, concesionarios de carros o compañías independientes y pueden o no ofrecer una cobertura que supere la cobertura de la garantía del fabricante.

Recuerda que la garantía está incluida en el precio del carro, mientras que el contrato de servicio tiene un costo extra.

Mantente seguro

Si ya decidiste comprar un carro nuevo, necesitas un seguro de auto. Recuerda que la ley de Texas exige que tengas una cobertura de seguro de responsabilidad civil. Y si todavía debes dinero del automóvil, el prestamista te exigirá que tengas una cobertura amplia y contra choques. Si llegas a conducir un carro sin seguro, podrías ser multado por las autoridades.

En Sigo Seguros te ofrecemos pólizas que se adaptan a lo que necesitas y al mejor precio. ¡No esperes más y obtén una cotización en línea!