Por alguna razón has pensado en cancelar tu póliza de seguro de auto antes de que venza, ya sea porque encontraste una tarifa más económica en otra compañía de seguros, vas a vender tu carro o a reemplazarlo, te mudaras de estado, o deseas disminuir el número de autos en casa, cualquiera que sea la situación debes de tomar en cuenta ciertos trámites antes de la cancelación.

Si ya decidiste no continuar más con tu póliza actual, primero debes ponerte en contacto con la aseguradora y cancelar. No dejes de pagar simplemente, porque puede afectar tu historial crediticio.

Aunque muchas aseguradoras en sus contratos, indican que puedes cancelar tu póliza en cualquier momento, siempre tienes que enviar una notificación por escrito con la fecha en que deseas que se haga efectiva la cancelación o bien en algunas agencias puedes hacer el proceso en línea en su página de Internet.

No obstante, algunas agencias de seguros prefieren hablar con el titular de la póliza al momento de cancelarla, si ese es el caso, ten en cuenta lo siguiente:

  • El titular de la póliza debe llamar a la compañía de seguros
  • Ten a la mano la documentación correspondiente y el número de la póliza
  • Informa que vas a cancelar tu seguro de auto
  • Te explicarán los gastos y tal vez te pidan que les devuelvas el título del seguro de carro
  • Asegúrate de obtener una confirmación de la cancelación de tu aseguradora.

Antes de cancelar, cerciórate de comprar una póliza nueva, para evitar que haya un lapso en tu cobertura de responsabilidad civil, recomienda el Departamento de Seguros de Texas (TDI por sus siglas en inglés).

Al querer inhabilitar tu póliza hay varios factores que debes valorar primero:

  • Si todavía debes dinero por tu carro. Tu prestamista requerirá que tengas cobertura amplia y contra choques. Si cancelas o pierdes estas coberturas, tu prestamista comprará una cobertura de interés propio de cobertura contra daños físicos al automóvil y añadirá el costo al pago de tu préstamo. Esta cobertura es costosa y solamente protege al prestamista.
  • Gastos de cancelación. Algunas aseguradoras cobran una cuota de cancelación. La tarifa puede variar. Por ejemplo, si contratas una póliza de 12 meses y la cancelas después de nueve meses, tendrás que pagar el 10% de los tres meses restantes.
  • Notificación. El período de notificación puede variar desde la cancelación inmediata hasta el requerimiento de 30 días de aviso para revocar tu póliza.
  • Carta de cancelación. Como se mencionó anteriormente, algunas agencias de seguros exigen una carta de cancelación mientras que otras pueden conformarse con una cancelación verbal por teléfono. Tu póliza debe detallar lo que tienes que hacer para cancelarla correctamente.

No notificar a tu compañía de seguro de tu cancelación y dejar que tu póliza “se cancele por sí sola”, realmente no ocurrirá, sólo se estará realizando una anulación por falta de pago por parte de la aseguradora.

Es posible que tu póliza no se cancele nunca y si estás suscrito a los pagos electrónicos automáticos, es probable que tu póliza continúe, a menos que solicites su cancelación directamente con la compañía de seguros. El dinero seguirá siendo retirado de tu cuenta y tendrás una cobertura duplicada.

Recuerda tomar en cuenta estas sugerencias antes de cancelar tu póliza de seguro de auto, para evitar dolores de cabeza y posible pérdida de dinero. Si ya decidiste cancelar tu contrato o deseas cambiar de proveedor de seguros, contacta a Sigo Seguros, te ofrecemos las mejores tarifas del mercado y no cobramos cargos extras. ¡Sigo Seguros Está Siempre Contigo!