Hace un par años atrás, los autos eléctricos o híbridos se veían como algo lejano, sin embargo hoy son toda una realidad que ha venido a revolucionar el mundo automotriz y que cada día gana mayor aceptación. A diferencia de la gasolina o el diésel, la electricidad es un combustible totalmente respetuoso con el medio ambiente, ya que no produce ninguna emisión nociva, lo que encuadra a la perfección con las políticas de sostenibilidad que se han emprendido en muchas ciudades. A éste tipo de automóviles se les conoce como modelos ecológicos.

Además del precio de compra otro de los factores preocupantes para los dueños de un auto eléctrico es la aseguranza. Frecuentemente pensamos que el costo de la póliza de seguro es mucho más alto que los modelos con motor de combustión (gasolina o diésel). Esta idea es equívoca, ya que hoy en día las aseguradoras han igualado los precios con los seguros tradicionales, llegando a costar lo mismo en algunos casos.

Cuando empezó todo este movimiento de los carros ecológicos, el precio elevado de los seguros para este tipo de autos era especialmente al mayor costo de los mismos.

Asimismo, las reparaciones que necesitan estos modelos de coches también suelen ser más caras, así como la sustitución de algunas piezas específicas como las baterías o los cables de carga. Sin embargo, tanto los fabricantes como las aseguradoras han ido realizando los ajustes precisos para que el precio no sea un problema ni en el momento de la decisión de compra ni a la hora de asegurar el auto.

Los seguros para carros ecológicos suelen tener los mismos beneficios que las pólizas de autos de gasolina o diésel. Aunque sea un modelo eléctrico, las coberturas de terceros básico, terceros ampliado, terceros completo, todo riesgo con o sin franquicia, son las mismas.

Las coberturas básicas para garantizar la seguridad del auto y de sus ocupantes siguen siendo iguales: responsabilidad civil obligatoria, asistencia en viaje desde el kilómetro cero, rotura de parabrisas y lunas, incendio del vehículo, etc.

No obstante, hay algunos factores que las compañías de seguros pueden contemplar, ya que forman parte del armazón del carro eléctrico como la protección de la batería y el cable de carga.

Algunos de los elementos a tomar en cuenta al asegurar un automóvil eléctrico:

  • Desperfecto de la batería
    Cuando sucede un accidente y la batería sufre un desperfecto, la reparación es muy costosa. Incluso, en muchos casos esto puede resultar el accidente total del carro. La batería puede sumar hasta el 40% del precio total del auto.
  • Robo de cable
    El precio de este cable es bastante elevado. Por lo cual, tener una póliza que lo cubra es muy recomendable, ya que podrás estar protegido en caso de robo.
  • Asistencia
    Es indispensable que la aseguradora cubra una probable descarga de la batería. En estos se suele incluir una cobertura para remolcar hasta un punto de carga cercano o taller de reparación.
  • Riesgo de incendio
    Aunque la posibilidad de que haya un incendio como consecuencia de un cortocircuito es poca, es importante que exista una cobertura. Esto se debe a que un incendio no solo puede significar la destrucción total del auto, sino por las implicaciones a terceros.

    Por último, te recomendamos que antes de comprar tu póliza de seguro, hagas varios estimados y compares. Nunca olvides revisar las coberturas que te ofrece la compañía de seguros y las garantías que incluye.

    Sigo Seguros te ofrece una herramienta en línea para que pidas una cotización gratuita y en español. Ten presente que no importa el tipo de auto que conduces, debes tener un seguro de auto que te respalde en caso de un incidente.