Ver ocupado por otro auto, o simplemente por el vacío de la nada ese espacio en el que habías dejado tu carro, es una situación que puede llevarte del susto a la frustración en cuestión de segundos. Saber que la razón de esto es que tu carro fue removido por la policía, es preocupante, pero también esperanzador (después de todo, lo podrás recuperar).

¿Quieres saber por qué la policía toma esta medida, qué sucede con los vehículos confiscados y, sobre todo, qué puedes hacer para tener nuevamente las llaves de tu carro en las manos? ¡Sigue leyendo! Enseguida te compartimos las respuestas que necesitas.

¿Por qué la policía puede remolcar mi carro?

La razón principal para que esto suceda es que has violado una ley de tránsito. Esto puede incluir estacionarte en un lugar prohibido, no tener registro o placas válidas, o tener multas sin pagar. La policía toma esta medida para mantener el orden en las calles y garantizar la seguridad de todos.

¿Dónde llevan los carros que quita la policía?

La mayoría de las veces, los autos que quita la policía son llevados a un depósito, mejor conocido como corralón, designado por la ciudad. Estos lugares están autorizados para almacenar los carros remolcados de manera segura y legal, hasta que sus dueños los reclamen.

¿Cómo saber a dónde se llevó mi carro la grúa?

Para saber a dónde se llevaron tu carro, puedes probar alguna de las siguientes alternativas:

  • Llama a la policía: Puedes comunicarte con la estación de policía local para averiguar si remolcaron tu vehículo y que puedan decirte a dónde lo llevaron.
  • Consulta en línea: En algunos lugares, puedes verificar en línea si tu carro ha sido remolcado. Utiliza la información de la matrícula o el número de identificación del vehículo (VIN) para rastrearlo.
  • Contacta a la grúa: Si tienes información sobre la grúa que remolcó tu carro, puedes comunicarte con ellos directamente para obtener detalles sobre la ubicación de tu carro.

¿Cómo recupero mi carro? Conoce el proceso

¡Prepárate! Una vez que sepas dónde está tu carro, el proceso para recuperarlo incluye:

  • Pagar las multas pendientes: Asegúrate de saldar cualquier multa o deuda pendiente relacionada con tu vehículo.
  • Visitar el depósito: Ve al depósito o corralón con los documentos necesarios, como tu identificación, registro del vehículo y comprobante de propiedad.
  • Pagar las tarifas de remolque y almacenamiento: Deberás abonar las tarifas correspondientes por el servicio de remolque y el almacenamiento de tu vehículo.
  • Recuperar tu auto: Una vez que hayas cumplido con todos los requisitos y pagos, podrás llevar a casa tu auto.

Conoce nuestro seguro de auto y cotiza en línea ahora

¿Quieres evitar futuros dolores de cabeza relacionados con la pérdida de tu vehículo? Entonces deberías obtener alguna de las coberturas para auto que te ofrecemos en Sigo Seguros. Nuestras opciones pueden respaldarte en situaciones como esta y muchas otras. ¡No te quedes sin protección! Cotiza en línea ahora mismo y obtén la tranquilidad que necesitas para enfrentar cualquier situación en la carretera.